Leer





 


 

Analizan qué puede pasar con el impuesto a las ganancias en el 2015


En los primeros meses del año  comenzarán a negociarse los aumentos salariales en paritarias, y  en esa definición afecta lo que el gobierno decida respecto a los  parámetros que se utilizan para calcular las obligaciones  tributarias por ganancias.

Se trata del mínimo no imponible, deducción especial, cargas de  familia y montos de la tabla que se usan para definir la alícuota  que corresponde aplicar en el impuesto. Así lo consignaron los economistas Marcelo Capello y Alejandra  Marconi del Ieral de la Fundación Mediterránea en un reciente  análisis.

Además explicaron que "para que el impuesto a las ganancias  cumpla cabalmente su cometido de gravar la capacidad contributiva  de los contribuyentes, tales parámetros debieran ajustarse  anualmente a la misma velocidad que la tasa de inflación, de lo  contrario el impuesto capta porcentajes cada vez mayores de los  salarios, aún cuando los trabajadores no posean mayor poder  adquisitivo".

"De no producirse ajuste en los parámetros del impuesto en  2015, la presión tributaria de Ganancias sobre el salario bruto  podría implicar que algunos trabajadores aporten hasta un mes  adicional de ingresos al fisco este año", consideraron. En tanto, señalaron que "si la inflación en 2015 resultara del  30% y los salarios aumentasen también un 30%, de todos modos los  trabajadores alcanzados por el impuesto a las ganancias perderían  poder adquisitivo en sus ingresos si no se actualizan los  paramétros de dicho tributo".

En esas circunstancias estimaron que un trabajador soltero con  salario neto mensual actual de 16.700 pesos (aproximadamente  21.000 pesos en bruto) sufriría una caída de aproximadamente 8% en  su salario real.

"De otro modo, si no hay cambios en los parámetros del impuesto  y los sindicatos pretendiesen preservar el poder adquisitivo de  los salarios post impuesto a las ganancias en 2015, entonces  deberían solicitar ajustes salariales hasta 10 puntos porcentuales  superiores a la tasa de inflación esperada", añadieron. 

Esa situación afectaría adicionalmente "la ya deteriorada  competitividad de la economía argentina" y señalaron que  "existirán al menos dos eventos inciertos para afrontar las  negociaciones en paritarias este año". 

Por un lado, si el gobierno modificará o no los parámetros del  impuesto a las ganancias en el transcurso del año y por otro qué  pasará con la tasa de inflación a lo largo del año.  "A este último respecto, la inflación en 2014 habría  resultado en torno al 38%, pero con velocidades diferentes intra  período: 3,9% mensual promedio entre enero y marzo, 2,5% mensual  promedio entre abril y septiembre y 2% entre octubre y  diciembre", indicaron.

Si en los primeros meses de 2015 la tasa de inflación  resulta similar a la del último trimestre del año anterior, "será  más factible que durante las negociaciones se piense en una  inflación anual en torno al 30%", precisaron.

No obstante, aun existirán dos elementos de incertidumbre que  podrían influir en la posición de los sindicatos, según el  informe: la posibilidad de que se produzcan cambios adicionales en  el impuesto a las ganancias en el resto del año, y de que la  inflación se acelere post paritarias, como consecuencia de una  mayor tasa de depreciación del peso.
 

Fuente: Diario Uno


 

 

 

Contacta con nosotros